X FORO FEMCAT: EMPRESARIOS Y EXPERTOS DEL SECTOR EDUCATIVO PROPONEN COMPROMISOS PARA COMBATIR EL ABANDONO ESCOLAR

X FORO FEMCAT: EMPRESARIOS Y EXPERTOS DEL SECTOR EDUCATIVO PROPONEN COMPROMISOS PARA COMBATIR EL ABANDONO ESCOLAR

X FORO – El abandono escolar prematuro: una perspectiva desde la empresa

EMPRESARIOS Y EXPERTOS DEL SECTOR EDUCATIVO PROPONEN COMPROMISOS PARA COMBATIR EL ABANDONO ESCOLAR

  • La orientación educativa y profesional del alumno tendrían que empezar cuanto antes mejor
  • Es necesario prestigiar la formación profesional a través de los diferentes agentes implicados: profesorado, empresariado y medios de comunicación

Barcelona, 7 de noviembre de 2018. El abandono escolar prematuro nos perjudica a todos. Roba oportunidades a las personas, hace que mucho talento sea invisible a las empresas y nos proyecta en un futuro que no queremos. Entre todos tenemos que encontrar cómo solucionarlo. Así ha abierto el X Foro Femcat el presidente de la entidad, Pau Relat.

El Foro ha reunido a más de 120 empresarios y expertos del sector educativo en el Auditorio Banc Sabadell de Barcelona, para analizar y encontrar soluciones en el abandono escolar prematuro (AEP) desde una perspectiva empresarial.

En la primera mesa de la jornada, el economista Miquel Puig y la profesora de Sociología de la UAB Aina Tarabini han expuesto los principales factores que explican el AEP: factores “push”, atribuidos al mercado de trabajo y factores “pull”, originados en el sistema educativo. Complementarios en sus posiciones de fondo, han coincidido en calificar de “grave” la situación del abandono escolar prematuro en Cataluña pero a su vez se han mostrado “optimistas” de cara el futuro, con algunos cambios que ya se están produciendo.

Según Puig, el problema es lo que pasa fuera de la escuela, ha indicado. “Cuando el empresario está dispuesto a contratar jóvenes sin la ESO o solo con la ESO, un porcentaje importante de alumnos abandona la escolarización”, ha sentenciado Puig, que ha descartado que haya relación entre la tasa de paro y la elevada tasa de abandono escolar.

Entre los datos negativos, Puig ha alertado que Cataluña es la región europea número 27 de 300 en fracaso escolar y que entre los jóvenes ocupados que actualmente tienen entre 30 y 34 años el 30% tienen como máximo la ESO. “Esto quiere decir que nuestro mercado laboral no está mejorando”. Entre los aspectos positivos, Puig ha destacado que el salario mínimo subirá hasta los 900 euros, “cosa que hará que no se contrate gente que no sea productiva”. También ha valorado con optimismo que se estén endureciendo las condiciones titulares para determinadas trabajos, como por ejemplo ser mosso d’esquadra. “No se puede enviar el mensaje que se puede acceder a un trabajo atractivo sin estudiar”, ha afirmado.

Por su parte, Tarabini ha subrayado que, “en muchos casos, el sistema escolar está empujando nuestros jóvenes a dejarlo”: “¿Qué posibilidades tienen los alumnos de experimentar su competencia en diferentes áreas de conocimiento? ¿Hasta qué punto los diferentes tipos de conocimientos y habilidades están representados, valorados y legitimados dentro del ámbito escolar? ¿Qué relación tienen los centros educativos con el contexto social y laboral inmediato? Si no sabes en qué eres bueno, qué se te da bien, ¿cómo puedes elegir?”.

A pesar del diagnóstico desigual, Tarabini ha mencionado “el gran avance” de la histórica Formación Profesional, actualmente Ciclos Formativos, “mucho más” que la progresión del Bachillerato. Tarabini ha pedido huir de “las falsas dicotomías” entre profesiones sucias y limpias o fáciles y difíciles, que no hacen más que perjudicar al alumno. La profesora de la UAB ha concluido que “sin la educación post-obligatoria, no hay futuro” y que esto tiene que animar a que cada cual encuentre su vocación y se forme concienzudamente, sea a través del Bachillerato o los Ciclos Formativos, y si es el caso, la universidad.

En una segunda mesa, Francisco Luna, coordinador del Equipo de Didáctica del Instituto Vasco de Evaluación e Investigación no universitaria (ISEI-IVEI), y Joana Ferrer Miquel, jefe de servicio de Orientación y Servicios Educativos del Departamento de Enseñanza de la Generalitat, han expuesto los casos vasco y catalán desde el punto de vista de la política pública.

Luna ha citado cinco variables para entender la baja tasa de abandono escolar en Euskadi –alrededor del 7%-, más allá de la coyuntura económica: las características socioeconómicas y el mercado laboral; el esfuerzo para mantener todo el alumnado en el sistema; el mantenimiento de una política consensuada y continuista a favor de una escuela inclusiva; el ajuste entre exigencia académica y formación; y la potencia y el prestigio de la FP vasca. “El éxito escolar es la mayor garantía de que los alumnos no abandonen la escuela”, ha incidido Luna, que lo ha vinculado con el bajo porcentaje del absentismo escolar (1,5%).

Ferrer ha defendido que en Cataluña “se están moviendo las cosas” con un doble objetivo pedagógico de país: la formación competencial del alumnado y la mirada orientadora de la escuela, en calidad y en equidad. “Venimos de una concepción transmisora de la educación y estamos pasando a situar el alumno en el centro del aprendizaje”, ha afirmado, llamando a aprovechar las oportunidades que se abren para el éxito educativo.

Ha cerrado el X Foro Femcat una mesa redonda sobre el abandono escolar y el mercado de trabajo, con la participación de Lali Molera, consejera delegada de Unió Integral Alimentària, David Anton, socio y director de Bridge4 Mobility, y Tatiana Soler, jefa de estudios de formación profesional en el Instituto Joan Brossa.

Incidiendo en la importancia de la orientación, Soler ha destacado: “Si buscamos que el alumno no abandone, no le enseñemos solo su día en día como trabajador, mostrémosle todo el potencial de su trayectoria en la empresa”.

Según su experiencia llevando alumnos catalanes a cursar FP Dual en Alemania, Anton ha coincidido en la importancia de invertir tiempo a descubrir qué le gusta hacer al joven, y ayudarle a entender qué implica hacer el trabajo que elige. En cuanto a la FP Dual en Cataluña, destaca su éxito a pesar de su juventud, si bien enfatiza la importancia de “disponer de un contrato de aprendiz regulado y de una retribución apropiada”.

Por su parte, Molera ha compartido varias experiencias de aprendizaje con la participación de su empresa en la FP Dual, concluyendo que, para que funcione, “empresa, centro educativo, familia y alumno tienen que estar alineados. La comunicación entre tutores de centro y de empresa es clave”.

Preguntados sobre como prestigiar la FP, los ponentes han propuesto: más implicación del profesorado en la orientación y de la empresa en la divulgación de expectativas profesionales y salariales, ayudar a reflexionar al alumno, hacer simulaciones de proyectos reales de empresa, y la complicidad de los medios de comunicación.

Compartir

Artículos similares

Comunicado, abril 2020Esta es una semana difícil para nuestro país. Mientras esperamos que hagan efecto las...
EL PROGRAMA ESCOLA I... El programa, creado por la Fundación FemCAT en 2009, acerca el alumnado al mundo...
INTEGRAR LA DIVERSIDAD...La determinación y convicción de los directivos es un factor clave de éxito para la...
ASAMBLEA GENERAL DE...Ayer martes, 22 de enero, tuvo lugar la Asamblea Anual de Femcat. Una cincuentena de...
X FORO – El ABANDONO...Femcat defiende una colaboración más estrecha entre el sistema productivo y el...